ARTÍCULOS DE INTERÉS

¿Qué tarot debo elegir?


El Tarot se convierte en una extensión de quien lo  utiliza y    más allá de un mazo de 78 cartas  es un manual  simbólico que permite entender desde otra perspectiva  la percepción de nuestra realidad,  una herramienta para la guianza e intervención de nuestras acciones.  Por ello,  es importante escoger  aquel que  se adapte más  a nuestras necesidades terapéuticas.


La mayoría de los Tarots que tenemos a nuestro alcance están basados en los clásicos mazos del siglo XIV, donde la historia del tarot toma forma pasando de ser  simples cartas de colección a  un método de adivinación basado en tradiciones  antiguas de la humanidad.   

Antes que nada debemos tomar en cuenta que un Tarot Clásico consta exclusivamente de 78 arcanos, 22 mayores  y 56 menores conformados por 4 palos los cuales son llamados de forma diferente según la tradición que siga el Tarot.   Ni más ni menos cartas,  algunas veces suele cambiar el orden de la numeración, otras el nombre de cada arcano y su representación elemental,  sin embargo,   un tarot funciona por que armoniza a través de símbolos  una estructura yaciente en cada una de las cartas con la representación del mismo ser humano.   Sin importar el estilo del ilustrador, un tarot es en esencia el libro de nuestra existencia. 

Con esto podemos descartar usar algunos tarots con estructura especial como en el caso de Tarot egipcio,  el Tarot de Mantegna  o algunos oráculos de cartas  cuyo trabajo requiere otro tipo de especialización y estudio.

Posteriormente debemos tomar en cuenta si queremos un Tarot para coleccionar o para trabajar, y digo esto con base a mi experiencia, eh tenido alumnos que  compran Tarots de más de 50 dólares para el trabajo con sus clientes y terminan arrepintiéndose al poco tiempo de uso.  La efectividad de un tarot esta en el Tarotista, no en sus materiales ni en su  tamaño, asi como tampoco en su valor comercial.  No por comprar un Tarot de colección tendrás lecturas eficaces sin que lleves un proceso de enseñanza y preparación adecuados. 

Un tarotista pueden tener a su disposición diversos tarots para  diversos tipos de clientes, me encontrado con maestros que incluso dejan al propio cliente escoger el mazo que más le agrade  de su colección para con ello ayudar a una mejor sincronización en la sesión.

No necesitas tener una colección de tarots para ser un gran tarotista  con que tengas uno activado de forma correcta el cual  se  adapte a tu personalidad  y forma de trabajo podrás realizar lecturas muy enriquecedoras.  

Yo sugiero para iniciar este camino del aprendizaje  el  Tarot Rider-Waite pues su simbolismo es muy enriquecedor  y eficaz para el trabajo directo con los arcanos. Gente con más experiencia puede adquirir un Marsella o un Vizconti (para el trabajo exclusivo con los arcanos mayores)

Hoy en día hay un mundo de Tarots para escoger, de todos los “sabores y colores” para todos los gustos, creencias  y  aficiones.  Basta con ir a una tienda especializada para dejarte atrapar por aquel mazo que más te llame la atención, sin olvidar que ese mazo respete la estructura clásica del tarot.
Lo importante es que no olvides que tu tarot formará para de ti  y que tu formaras parte de  su conocimiento   con cada tirada y  con cada barajeo.

2 comentarios:

  1. un artículo muy interesante, no obstante yo añadiría la conexión qeu el tarotista debe sentir con sus cartas.

    ResponderEliminar
  2. Efectivamente, en muchas ocasiones es el Tarot quien llama y atrae al Tarotista. Es importante que esta conexión se cree para facilitar el proceso de lectura. Te recomiendo el articulo de "Cómo activar un Tarot" donde se explica mejor sobre esta conexión. Un Saludo"

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...